En días pasados, la tumba del gran militar español, Capitán General, falangista, Agustín Muñoz Grandes (1896-1970), Comandante en jefe que fue de la gloriosa División Azul, fue atacada en Madrid de forma infame por la escoria de siempre, la que no respeta nada, ni a los muertos, porque cuando estuvieron vivos nunca tuvieron lo que hay que tener para enfrentarse a ellos. Así, la podredumbre antifascista cometió tal acto cobarde con nocturnidad y alevosía.

 

Los miserables que perpetraron tal vileza no tendrán paz ni vivos ni muertos. Desde La Falange denunciamos este hecho execrable contra quien hizo de su vida un acto permanente de servicio a España y a sus ideas falangistas. Seguro que esa nefasta asociación por la “memoria histérica” justificará este tipo de acciones.

amgcapitangeneralDV

Agustín Muñoz Grandes ¡¡PRESENTE!!

***

Queremos transcribir un párrafo aparecido en el Facebook de la Hermandad de la División Azul:

No hay nada más cobarde que atacar a alguien que no se pueda defender, en este caso que nos ocupa, una cruz sin vida que alberga los restos de un héroe que murió defendiendo hasta el final sus ideales… La finalidad es muy clara, atacar a los vivos, lo conseguido: reafirmarnos más si cabe en nuestras convicciones y que dejemos la tumba mejor de lo que estaba. ¡¡Honor y Gloria a los Caídos!!

Fuente: Hermandad de la División Azul en Facebook