En una actitud ridícula y estéril, parece que ahora todo el mundo pone el grito en el Cielo cuando se demuestra -una vez más- que Venezuela es un nido de terroristas de eta, que son protegidos por el gobierno bolivariano de ese estúpido que dice hablar con los “pájaros” y que responde al nombre de Maduro.

De repugnancia y asco nos llena el ver como vive ese hijo de perra apellidado De Juana Chaos, amparado por el régimen chavista, huido de la “injusticia española”, y seguramente protegido por los servicios secretos españoles como hacen con algunos otros terroristas que les sirven de interlocutores en las negociaciones -que sin duda- prosiguen entre este gobierno y los criminales de eta.

Mientras el régimen venezolano convierte aquella nación inmensamente rica en una ruina económica, política y moral, Marduro, como antes Chávez, se permite el lujo de insultar de forma permanente a España, a su historia y a sus mejores hijos, suponemos que ante el regocijo de esos españolitos que están dispuestos a votar al marxista Pablo Iglesias, que para eso recibe las subvenciones necesarias para auparle en las encuentas, sin importarle para nada que ese dinero que le llega y que defrauda al fisco español, se le quite al pueblo venezolano que anda mas cerca del tercer mundo que de una sociedad avanzada.

Nosotros amamos a Venezuela por ser “hija” de España, y porque hay lazos de sangre que jamás podrán romper ni los gobiernos socialistas bolivarianos, ni los bastardos intereses yanquis en la zona que tanto han ayudado a corromper aquellas naciones Hispanoamericanas.