La Falange (FE) ha comunicado a la Delegación del Gobierno en Madrid que va a realizar una concentración frente al Ayuntamiento de Madrid en la Plaza de Cibeles del próximo día 29 de junio, a las 12 de la mañana, coincidiendo con el pleno municipal, donde el gobierno frentepopulista de esa amiga de la checa llamada Manuela Carmena, pretende retirar la medalla de oro de la ciudad a una serie de falangistas, militares y “otros” siguiendo con su política revanchista y guerracivilista.

A este “vieja chalada” le da igual que la inversión esté huyendo de la capital de España o que la ciudad esté convertida en un estercolero, lo que la importa es intentar ensuciar la memoria de, por ejemplo, aquella Primera Línea de La Falange que plantó cara a los asesinos socialistas, comunistas y anarquistas, que con la connivencia del gobierno republicano se dedicaban al secuestro, tortura y asesinato de sus enemigos políticos. Ella estaría más a gusto, dirigiendo aquellas bandas de criminales que también contaron con la ayuda inestimable de “jueces” como ella que dictaban “sentencias” en forma de tiro en la nuca.

Suponemos que esas “distinciones” ahora se las darán a los que conformaban la checa de Fomento, la de Bellas Artes o a la “motorizada”, que en autobuses de la Empresa Municipal de Transportes de Madrid (la actual EMT), se dedicaban al traslado y posterior asesinato indiscriminado de madrileños en Paracuellos, en Aravaca, en Hortaleza, o en … las tapias de San Isidro.

Por mucho que Carmena, socialistas y cobardes peperos quieran esconder la historia, manipulándola a su antojo, la memoria de los “nuestros” jamás podrá ser ensuciada por los herederos históricos de aquellos que tras las siglas del PCE, del PSOE o de la CNT, hicieron de la eliminación física de sus adversarios, su mejor herramienta política.