Con la triste noticia del repentino fallecimiento del presidente de la Hermandad Nacional de la Vieja Guardia y de la Junta Política de La Falange, camarada Carlos Batres, tuvieron lugar los homenajes a Onésimo Redondo, en el 86 aniversario de su muerte.

La jornada se inició en el cementerio de El Carmen de Valladolid donde reposan los restos del precursor del Nacionalsindicalismo. Ante su tumba tomó la palabra un emocionado Manuel Andrino que recordó tanto a Onésimo Redondo Ortega, como a su camarada Carlos Batres.

Ya por la tarde, el homenaje continuó en la localidad de Labajos (Segovia). En el lugar donde Onésimo Redondo cayó en combate se encuentra una Cruz en su memoria. Como todos los años, un nutrido grupo de falangistas y patriotas acudieron para dar testimonio de la necesaria revolución de Patria y Justicia a la que el Caudillo de Castilla entregó su vida.

La emoción contenida se desbordó con los gritos de rigor en memoria de Onésimo y de Carlos Batres.

 

La Falange no va a permitir ni el olvido ni la manipulación hacia nuestros Caídos, pese a que así lo intenten leyes tan aberrantes como la ley de memoria “democrática”.

Onésimo Redondo ¡¡PRESENTE!!

Carlos Batres ¡¡PRESENTE!!

#Derogaciónleymemoriademocrática

#OrgullososDeNuestraHISTORIA

#SomosLaFalange