A la Delegada del Gobierno en Madrid, que ya parece más preocupada por su posible nominación a la candidatura a la Alcadía de Madrid, que por la seguridad de quienes habitamos en esta ciudad, le salió ayer mal su “jugada” de mezclar en poco mas de 100 m2 a los separatistas de Blanquerna, a los peperos del Círculo de Bellas Artes, a quienes tomaban una cerveza en la terraza del Círculo, a quienes transitaban -que no eran pocos- por la calle Alcalá a esas horas, a decenas de periodistas, y por supuesto, a los falangistas.

Eso sin contar con las decenas de antidisturbios que cortaban literalmente el paso a vehículos y peatones con sus “furgones”, que unidos a los de la policía municipal y los del SAMUR, daba a entender que allí de un momento a otro se iba a producir la “madre de todas las algaradas” que seguramente es lo que esperaba y deseaba “la rubita de la calle Miguel Ángel”.

Otra vez será guapetona, porque ayer los falangistas no estabamos por la labor de reírte las gracias y hacerte el juego en un día tan señalado.

Nos habíamos concentrado frente a esa cueva de ratas que pululan por “Blanquerna” para decirles a los separatistas y a los “demócratas” del PP representados por los Jiménez Losantos, Arcadi Espada, Alvarez de Toledo, etc. etc., que la Unidad de España NI SE VOTA NI SE NEGOCIA, ni en el parlamento español ni en el parlamento catalán, y que los falangistas, como ya hicimos en su momento, estamos dispuestos a dar nuestra sangre por esa sagrada Unidad, pero también a conseguir la de los enemigos de España.

Que ante la dejacion de funciones por parte del estado en Cataluña durante treinta y tantos años, los patriotas tenemos la legitimidad histórica y moral de usar todos los medios, absolutamente todos, para garantizar que España no se rompa.

Frente a una pancarta sostenida por jóvenes militantes de La Falange (FE) donde se pedía la ilegalización de los partidos separatistas, tomó la palabra nuestro camarada Félix Salmerón para agradecer el apoyo de las organizaciones de La España en Marcha al acto allí convocado y de algunas otras, que sin pertenecer a la misma, se sumaban también.

A continuación tomó la palabra el camarada Jesús Muñoz, Jefe de Prensa del sindicato T.N.S. y habitual contertulio en programas radiofónicos, quien en un discurso serio, riguroso y contundente, desgranó cuales habian sido las razones para llegar a esta situación de ruptura en la que nos encontramos y la “dejadez” que habian tenido los distintos gobiernos socialistas o conservadores, propiciando el órdago que los separatistas llevaban años lanzando contra España sin que nadie osara enfrentarse a ellos.

Para finalizar, el camarada Manuel Andrino, Jefe Nacional de La Falange (FE) tomó la palabra para indicar que no estábamos allí para pretender ningún tipo de reforma, ni constitucional ni de estatuto de autonomía alguno para intentar contentar a los “insaciables” separatistas.

Que llevamos muchos años diciendo lo mismo. Que hay que terminar con esta basura de Constitución del año 78 que ha propiciado y alentado esta situación donde coexisten de mala manera diecisiete miniestados, convertidos en verdaderos reinos de taifas donde cada uno hace lo que le da la gana en su propio interés, sin contar para nada con el bien común y el destino de todos los españoles.

Con el canto del Cara al Sol, en una de las calles más emblemáticas de Madrid, donde los falangistas en su momento dejaron muertos “propios” pero también “extraños”, finalizó la concentración con el recuerdo a quienes, ahora hace un año, irrumpieron en el nido de ratas separatista para decirles a la cara que CATALANIDAD ES HISPANIDAD.

¡CATALUÑA ES Y SERÁ SIEMPRE ESPAÑOLA!

Si alguien hubiese gritado muera Cataluña, no sólo hubiera cometido una tremenda incorrección, sino que hubiera cometido un crimen contra España, y no sería digno de sentarse nunca entre españoles. Todos los que sienten a España dicen viva Cataluña y vivan todas las tierras hermanas en esta admirable misión, indestructible y gloriosa, que nos legaron varios siglos de esfuerzo con el nombre de España

José Antonio Primo de Rivera  (Sobre Cataluña –Discurso pronunciado en el Parlamento el 4 de enero de 1934)

¡CATALANIDAD ES HISPANIDAD!

fe_lem