La Ley de Memoria Histórica se vuelve contra sus promotores con la retirada de las calles a los criminales Indalecio Prieto y Largo Caballero en Madrid.

La izquierda ha puesto a funcionar toda su maquinaria. Historiadores a sueldo en los medios afines y tertulianos sabelotodo peroran presentando como “defensores de la democracia” a quienes no son otra cosa que directos culpables de la violencia política que llevó a la Guerra Civil.

Con los historiadores Fernando Paz y Javier San Mateo Isaac Peral analizamos cómo la bolchevización del PSOE y su inclinación a la violencia terrorista hicieron peligrar en 1934 la II República y fueron causa fundamental del estallido de la Guerra Civil en 1936