Parece ser que no tienen mucha idea de lo que es la lucha revolucionaria y antisistema, quienes no hace mucho, concretamente el pasado 29 de octubre, intentaron faltar al respeto y humillar a la Hermandad Nacional de la Vieja Guardia y a La Falange, ninguneando a su Presidente y a su Jefe Nacional, y ahora intentan atraer los votos falangistas a la candidatura de fe-jons, sin tener ni puñetera idea de lo que significa militar en ambas organizaciones y ensuciando lo que ha significado la histórica organización falangista ocupando la poltrona  de la misma.

Si creen que participando en el circo electoral tienen mas legitimidad falangista que los demás, es que no han llegado a entender ni una mísera palabra del mensaje nacionalsindicalista, y que están mas a gusto al lado del sistema, intentando no crearle problemas, que enfrentándose a él de forma abierta y directa como hacemos los militantes de La Falange.

Allá ellos con su “falangismo democrático” y su estúpido progresismo que les lleva a su cobarde militancia de salón. Los demás preferimos la militancia directa, ardiente y combativa.

Que sigan haciéndole el juego a esta basura de democracia, donde parecen estar mas cómodos,  que enfrentándose a ella. Al fin y al cabo, forman parte de ella y es bastante mas sencillo y menos “fascista”.