En ocasiones, para ser más certeros en el análisis de según qué cuestiones, es necesario alejarse y escuchar otras opiniones, sobretodo si somos víctimas de una campaña mediática dirigida a las vísceras. Y este puede ser el caso del decreto ley del Gobierno para profanar el Valle de los Caídos y exhumar los restos de Franco.

Y qué mejor opinión que la que emite la fundación rumana “Profesor George Manu” leída por el Padre Marius Visovan.

El padre Marius es hijo de Aurel Visovan, una personalidad que ha dejado una huella imborrable en Rumanía por la dignidad que demostró frente a la barbarie comunista. Atroces torturas en cárceles como la de Sighetu Marmatiei, centro de exterminio y “reeducación” de la tiranía comunista, hoy convertida en memorial de sus víctimas y donde desde una de sus celdas nos dirigen el siguiente mensaje:

#ElvalleNOsetoca