Los mismos que se alzaron en Octubre del año 1934 de forma ilegal y criminal contra aquella II República que tanto parecen admirar, y que entre otras “lindezas” secuestraron a punta de pistola y asesinaron al líder monárquico de la oposición JOSÉ CALVO SOTELO, o sea, los socialistas, intentaron ayer, con nocturnidad y alevosía, aprobar una moción en el Ayuntamiento de Madrid para “retirar” los nombres de las “calles franquistas” en virtud de esa basura llamada Ley de Desmemoria Histérica promovida por ese tipejo nefasto llamado Zapatero que dejó este país en la ruina política, económica y moral.

Supongo que no contentos con asesinar entonces a miles de españoles en las fosas de Paracuellos, de Aravaca, de Torrejón, de Usera, de Fuencarral … ahora quieren ensuciar su memoria en un intento claro y diáfano de emular a sus “colegas” marxistas-leninistas de ETA, que no contentos con el tiro en la nuca, se han dedicado a insultar y mancillar sus cadáveres.

Supongo que luego intentarán, por ejemplo, acabar con las obras de teatro de Muñoz-Seca, los libros de Ramiro de Maeztu o Unamuno y, por supuesto, eliminar lo políticamente no correcto que pudiera decir en su momento Ortega y Gasset.

Porque estos mismos son los que hace no mucho, con Felipe González a la cabeza, promovieron, financiaron y encima se llevaron los dineros públicos, creando un grupo terrorista, el GAL, para secuestrar, torturar y finalmente asesinar.

También es verdad que en los años previos al estallido de la Guerra Civil, todo este tipo de delitos los cometían los pistoleros socialistas sin tener que pagar a mercenarios. En eso si que han ido “perdiendo”.