En la noche del pasado 1 de marzo, la sección de la zona oriental de La Falange de Cantabria sacó el debate de la infame Ley de Memoria Histórica a las calles de nuestra región. Nuestros militantes de la zona desplegaron una pancarta con el lema “Honor a los falangistas caídos por España” junto a la Cruz de los caídos del municipio costero de Colindres, levantada en conmemoración de los españoles asesinados durante la represión roja, antes y durante la guerra civil.

Con este pequeño pero sentido homenaje, La Falange de Cantabria reivindica la verdad histórica, y no la interpretación sesgada y malintencionada promovida por el Gobierno de Zapatero y su subalterno Rajoy. La Falange de Cantabria, siguiendo la iniciativa de nuestros camaradas de Madrid y del resto de España contra el #TerrorRojoEnMadrid, proclamamos que los que incendiaron de odio España fueron los mismos que hoy siguen enfrentando a los españoles, y que La Falange era, es y será siempre un proyecto de unión y concordia entre todos los españoles, frente a las mentiras que sobre nosotros siempre se han vertido.

Por ello, alto y claro, clamamos por la reparación histórica de los patriotas que entregaron su vida al servicio de la Patria, el Pan y la Justicia, tanto ayer como hoy.