A pesar del frío reinante en Madrid, se notaba desde primera hora de la tarde que no iba a ser impedimento para que cientos de falangistas y patriotas se congregaran en la Calle Génova, junto a la Plaza de Colón para celebrar el Acto Político convocado por LA FALANGE (FE) en recuerdo a JOSÉ ANTONIO PRIMO DE RIVERA y que había sido apoyado por las distintas formaciones políticas que conforman La España en Marcha (LEM).
Poco más allá de las 9 de la noche tomaba la palabra nuestro camarada Luis Alonso, Jefe Territorial de LA FALANGE (FE) en Cataluña para agradecer su presencia a los asistentes y dar las gracias muy especialmente a aquellos que nos acompañaban habiendo recorrido miles de kilómetros desde sus países de origen.
El camarada Luis Alonso dejó claro que la situación general de España es de hundimiento y de caos, y que es el momento de arrimar el hombro más que nunca, remar todos los patriotas en la misma dirección y asumir los riesgos que ello supone.
FMG 059A continuación tomó la palabra, el camarada Manuel Andrino, Jefe Nacional de LA FALANGE (FE) que en el estilo claro, directo y combativo que le caracteriza, dividió su discurso en dos partes:
En la primera de ellas para ensalzar la figura, el sacrificio y el servicio a España del que fuera nuestro Fundador, asesinado hace ya 77 años por aquellos “demócratas” de la II República.
Quienes le mataron no podían llegar a comprender cómo era posible que hubiera dejado todo lo que tenía a su alcance para luchar obsesivamente por España y los españoles, saltando al ruedo político para servir y no para servirse, sacrificando su vida personal y entregándola hasta sus últimas consecuencias por unos ideales que son los nuestros.
En su segundo “tramo” denunció la situación de corrupción generaliza en que nos encontramos con una nación hundida desde la aprobación de esa “basura” de Constitución del año 78 que ha permitido la ruptura de la unidad de España, al mismo tiempo, evitar que se creara una conciencia verdadera de destino en común de todos los españoles.
Cargó con dureza, como no podía ser menos, contra el PP que decía una cosa en la oposición y hace otra bien distinta en el gobierno, traicionando una vez mas a las víctimas del terrorismo, al haber soltado a decenas de asesinos de ETA, que no habían llegado a cumplir ni un año por asesinato cometido. Un PP que nos ha llevado a los 6 millones de parados, con una nación intervenida, de hecho, política y económicamente desde Bruselas.
Un PP que representa a esa derecha cobarde y acomplejada que por ejemplo ha permitido poner el nombre de una calle en Madrid a ese asesino y genocida que respondía al nombre de Santiago Carrillo.
Una derecha política que sigue con la situación de caos y desgobierno fomentada por el PSOE a través de una política de “templar gaitas” con los separatistas y que tiene mas interés en perseguir a los falangistas que por ejemplo a los policías y terroristas del bar Faisán.
Tuvo un recuerdo emocionado para aquellos que el pasado 11 de septiembre, con toda la legitimidad e incluso legalidad, impidieron un acto secesionista en la llamada embajada catalana en Madrid y que han tenido que sufrir la persecución mediática y policial de estos bastardos, verdaderos mercenarios del sistema.
Con el canto del Cara al Sol, el Himno de la Falange, terminó el acto alrededor de las diez de la noche.