El pasado domingo, en el hogar barcelonés de La Falange, se llevó a cabo el anunciado taller de reciclaje de trapos separatistas. Actividad más que divertida, rompiendo así, con la dura rutina del patriotismo militante en según qué regiones.

Eso sí, sin olvidar la carga simbólica.

Se “sanaron” trozos de tela, enfermos de mentira y odio, convirtiéndolos en algo verdaderamente catalán: Banderas y pendones con la cuatribarrada; Pañuelos, brazaletes y cintas con la rojigualda.

Y cómo de reciclar se trataba, incluso se buscó utilidad a los trozos de desecho, como la bastarda estrella.

¡Ponte en Marcha con La Falange!

+INFO: lafalangebarcelona@hotmail.es

Fuente: www.patriotas.org/web/?p=16314