El pasado fin de semana, nuestro Jefe Nacional, camarada Manuel Andrino, acompañado de diversos miembros de la Junta Nacional de La Falange (FE), procedió a la colocación de una placa en recuerdo al II Jefe Nacional de La Falange, camarada MANUEL HEDILLA LARREY, en su localidad natal de Ambrosero (Cantabria).
Y nuestros camaradas aprovecharon para acercarse en un precioso día de nieve, a la localidad de Camaleño, y en este Año Jubilar, escuchar misa en el Monasterio de Santo Toribio de Liébana, besar la reliquia que allí se conserva y pedir al “Altísimo” que nos dé fuerzas de cara a la que se “avecina”.
Pero como hay que aprovechar el tiempo, y bien, la comitiva falangista estuvo en el Puerto del Escudo, homenajeando a los camaradas italianos que cayeron allí mismo en nuestra Guerra civil y a los que se recuerda en una preciosa pirámide que se construyó con dicho motivo y en la que durante muchos años reposaron los restos de nuestros camaradas fascistas italianos hasta su traslado al cementerio de Zaragoza.
Desde dicho lugar, y dado que no muy lejos de allí se encuentra otro monumento espectacular, bellísimo y con un marcado carácter falangista, se dirigieron al erigido a la “Columna Sagardía” que combatió en numerosas batallas durante la Guerra Civil, y que estuvo compuesta mayoritariamente por aquellos jóvenes camisas azules que se lanzaron a la lucha y a la pelea en defensa de su Patria, entregando su vida por el sueño de una España mejor y en pos de una Revolución que todavía sigue “pendiente”.