Está claro que nuestro recién estrenado puesto en el Consejo de Seguridad de la ONU, ha sido celebrado por los sionistas del estado asesino de Israel, bombardeando las posiciones que nuestras tropas ocupan en la frontera con El Líbano, causando la muerte del cabo Soria, mientras realizaba labores de interposición entre el ejército israelí y la milicia libanesa de Hizbulá, que defiende el territorio libanés de las reiteradas agresiones que sufre por parte de los judíos.

La Falange (FE) lleva mucho tiempo diciendo que nuestras tropas no hacen allí absolutamente nada más, que servir de mamporreros del mejor aliado norteamericano en la zona, que actúa con total impunidad al margen de unas Naciones Unidas dirigidas por el poder sionista, lo cual no nos impide denunciar, de nuevo, la actitud servilista, cobarde y rastrera mostrada por el Jefe del Estado, el Ministro de Defensa y el de Asuntos Exteriores a la hora de pedir unas ridículas “explicaciones” que saben jamás van a llegar, ya que Israel es perfecta conocedora de las posiciones de la ONU en el sur del Líbano.

Es lo que tiene ser el hazmerreír de medio mundo y el tonto útil del otro medio. Así nos va.

En todo caso, expresamos nuestro sentido pésame a la viuda y al resto de la familia del cabo Soria, que ha sido asesinado lejos de su Patria.