Nadie va a decirnos lo que tenemos o podemos hacer para defender la sagrada UNIDAD de ESPAÑA. Faltaría más. Lo hemos demostrado en el pasado, con las armas en la mano cuando ha hecho falta, y lo hemos seguido haciendo desde la aprobación de esa basura de constitución en el año 78, que es precisamente la que ha permitido, alentado y promovido la ruptura y el enfrentamiento entre españoles.

Nosotros no vamos a hacer seguidismo precisamente de partidos políticos que han mirado hacia otro lado e incluso se han apoyado en el voto de los separatistas cuando les ha interesado para mantenerse en la poltrona correspondiente.

Muchos de ellos nos han insultado y acusado de “provocar al separatismo” cuando éramos los únicos que acudíamos a defender la españolidad más rotunda en Vascongadas o en Cataluña, y nos mandaban a “su policía” para detenernos y multarnos, mientras “sus jueces y fiscales” nos encarcelaban y condenaban de manera injusta y cobarde.

Estaremos junto al resto de españoles que, de buena fe, se rebelan contra la tiranía impuesta por los partidos políticos que intentan manipularlos en su propio interés, sin buscar el general de España.

Hemos estado otras veces en la Plaza de Colón de Madrid, como hemos estado en Montjuic en Barcelona, o en la plaza de Federico Moyúa de Bilbao. Porque nosotros no hemos cambiado JAMÁS y siempre hemos dicho que LA UNIDAD DE ESPAÑA NI SE VOTA NI SE NEGOCIA, SE DEFIENDE, con nuestra propia sangre si fuera preciso. Frase que, por cierto, según la llamada “fiscalía del odio” en manos de los separatistas y de los traidores a España, es constitutiva de delito. Hay que ser ratas.

#VuelveAcreer

#SomosLaFalange