Cada vez es más evidente que el gobierno español y el separatista de Cataluña están negociando a escondidas, sin luz ni taquígrafos, para hurtar la soberanía real del pueblo español, respecto a la decisión de conceder más derechos a unos españoles que a otros, algo que por otra parte no es nuevo, puesto que se lleva produciendo desde la aprobación de esta basura de Constitución del año 78 y con la connivencia de derechas e izquierdas.

En lugar de responder con contundencia y rotundidad al desafío planteado por estas ratas separatistas, se les sigue haciendo concesiones, en un gesto estúpido e ineficaz para acabar con su deseo de romper la Unidad Nacional a cualquier precio.

Se les concedió la educación, la seguridad, la sanidad, la … oportunidad de atacar a España desde las supuestas “instituciones del Estado” en Cataluña y no han desaprovechado ni la más mínima oportunidad de hacerlo a diario.

Suponemos que la persecución y la represión a los patriotas españoles que estamos dispuestos a defender esa Unidad Nacional, entra dentro del cambio de cromos de este gobierno traidor y cobarde del PP, para contentar a las sabandijas independentistas.