El líder de Esquerra Republicana de Castellbisbal (Barcelona), Pere Nolasc Ramis, se encuentra detenido por un presunto caso de pederastia. Se le atribuye la presunta autoría de delitos de prostitución y corrupción de menores y tenencia de pornografía infantil. Al parecer, el político independentista habría abusado de 25 menores -de entre 11 y 16 años- a las que conoció en las redes sociales. En el registro de su casa, se ha encontrado un ordenador con archivos de las menores desnudas.

No es el primer caso en el que semejante comportamiento aberrante salpica al partido separatista: Ya en 2005, saltara la noticia de que un edil de La Seu d’Urgell (Lleida), David Rueda, regidor de fiestas de ERC de la localidad, fue detenido por un delito de pornografía infantil. Éste fue descubierto por el operativo policial “Lolita Saima”, en el que se localizaron varios casos en los que se compartía e intercambiaba material informático de pornografía infantil, con interés económico u otras finalidades.

También en 2010 fue detenido en Cubelles (Barcelona), el primer teniente de alcalde de la ciudad y monitor de un centro de menores, Joan Rodríguez, acusado de delito de abuso de menores, también perteneciente a las filas de ERC. Uno de los chicos involucrados en semejante desfachatez, se suicidó a los pocos días de prestar declaración.