Por  Elena Pérez

Se están haciendo últimamente comentarios que comparan el programa político de PODEMOS con la DOCTRINA FALANGISTA. La cosa no merecería perder el tiempo en aclararla, pero estamos seguros de que hay personas ingenuas que con sinceridad pueden ver en algunos planteamientos del famosillo P. Iglesias semejanzas con el nacional sindicalismo.

elenaperezEl nacional sindicalismo se define muy escuetamente con la repetida frase POR LA PATRIA, EL PAN Y LA JUSTICIA. Partiendo de este hermoso grupo de palabras que encierran mucho de valor, honor, patriotismo, dignidad y por supuesto, sacrificio y sangre, empecemos las comparaciones, pero antes y para que quede clarísimo, la primera frase del fundador de FE al respecto del Nacional sindicalismo: ”El movimiento Nacionalsindicalista, consciente de su fuerza y de su razón, mantiene el fuego contra todos los enemigos; contra las derechas, contra las izquierdas, contra el comunismo, contra el capitalismo. Por la Patria, el Pan y la Justicia. Estamos seguros de vencer. Lo exige así el interés de los productores y la conveniencia nacional. Impondremos sin contemplaciones un orden de cosas nuevo, sin hambrientos, sin políticos profesionales, sin caciques, sin usureros y sin especuladores”.

PATRIA

Esta palabra y lo que significa a muchos les es indiferente, a otros les produce alergia y algunos la odian a muerte, por supuesto existen españoles que aman y respetan a su Patria como se ama a una madre y estarían dispuestos a dar la vida antes de caer en el deshonor y la deslealtad de la traición a España. ¿En qué grupo se podría encuadrar a PODEMOS?.

En cuanto al separatismo, José Antonio Primo de Rivera consideraba que “Todo separatismo es un crimen cuyos últimos efectos llevan a la ruptura de toda solidaridad española; las corrientes separatistas son la negación de España”.

Es complicado imaginar al líder “pudiente” pronunciando un ¡VIVA ESPAÑA! o un ¡ARRIBA ESPAÑA!. Un admirador del marxismo no puede respetar ni la historia ni la dignidad patria, no, porque comunismo es alineación, y Patria significa respeto de un Estado hacia todos y cada uno de sus habitantes, reconociendo que toda persona es Portadora de valores eternos,  el comunismo no entiende de eternidad ni de otros valores que no sean los suyos.

En realidad JOSÉ ANTONIO PRIMO DE RIVERA, por su concepción cristiana de la historia rechazaría el comunismo marxista y el socialismo, «Como invasión bárbara que es, es excesivo y prescinde de todo lo que pueda significar un valor histórico y espiritual; es la anti patria, carece de fe en Dios; de aquí nuestro esfuerzo por  salvar las verdades absolutas, los valores históricos, para que no perezcan».

Pero no dejó de admitir con toda nobleza y porque era, ante todo, defensor de la verdad, que el nacimiento del socialismo fue necesario, aunque luego explica con toda claridad porque fue nefasto: “El socialismo vio esa injusticia y se alzó, con razón, contra ella. Pero al deshumanizarse el socialismo en la mente inhospitalaria de Marx, fue convertido en una feroz, helada doctrina de lucha. Desde entonces no aspira a la justicia social: aspira a sustanciar una vieja deuda de rencor, imponiendo a la tiranía de ayer –la burguesía– una dictadura del proletariado.”

Fue un nacional sindicalista, el fundador de las JONS, Ramiro Ledesma,  quien pronuncio esta maravillosa y radical frase “sólo los ricos se pueden permitir el lujo de no tener patria”. Hombre, en teoría, parece que PODEMOS no quiere las diferencias sociales que existen entre ricos y pobres, no quiere capitalismo, banca usurera… (pero más bien parece que todo se queda en lo superficial ya que ellos reciben dinero del propio sistema capitalista, lo que les ha permitido montar el chiringuito “pudiente”). A propósito de este tipo de “revolucionarios”, que son del tipo “vamos a cambiar algo para que en el fondo no cambie nada”, ya en su tiempo JOSÉ ANTONIO PRIMO DE RIVERA los conoció muy bien nosotros no somos revolucionarios como esos que empiezan a ser revolucionarios para acabar encaramándose sobre sus compañeros de revolución y pasear el triunfo final en automóviles oficiales de veinte mil duros. Muchos de nosotros saldremos perdiendo muchísimo, saldremos acaso perdiendo todo, el día en que triunfe nuestra revolución, y, sin embargo, la queremos porque sabemos que no nos sirve de nada conservar unos años más una situación de privilegio si perdemos a España. Y como sabemos y como lo decimos, y como lo decimos sinceramente –porque esto se les nota a las personas en la cara–, los jefecillos revolucionarios no quieren que lleguemos hasta los obreros, y nos separan de los obreros con una serie de recriminaciones y de calumnias”.

Son revoluciones con las que se trata de destruir, cuando lo que defiende La Falange es construir, Sólo hay dos maneras profundas de entender: la del odio, que destruye, y la del amor, que edifica”. De hecho, los grandes logros sociales de los primeros años franquistas se realizaron por falangistas que construyeron, que tuvieron siempre presente el derecho de las personas a la vida digna, al trabajo digno, a una vivienda digna, a una sanidad de calidad…todo bajo la protección maternal de una gran Patria fuerte y unida y aquí se puede citar otra impresionante de RAMIRO LEDESMA: Queremos y pedimos la aplicación de las penas más rigurosas para aquellos que especulen con la miseria del pueblo”.

No parece que un individuo que en lugar de tratar como se merecen a enemigos de España como son los pro etarras y demás gentuza, que es lo que haría un Falangista, se reúne con ello en animada charleta, comprenda el profundo sentido de la mencionada frase de Ramiro Ledesma “solo los ricos…”.

PAN

Siempre José Antonio supo de la inutilidad y que es hasta ridículo tratar de inculcar los sentimientos patriotas a los hombres que no consiguen tener una vida digna, a los que sufren hambre de Justicia y de Pan. Pero una justicia social profunda no consiste únicamente en procurar el pan para el cuerpo, sino también la verdad para el alma.

Por supuesto que el nacional sindicalismo quiere una banca nacional, no permite la usura ni la explotación, no quiere que las necesidades básicas se conviertan en negocio de unos pocos. Quiere que la sanidad, la enseñanza, la energía, los transportes, las comunicaciones, etc.…sean públicos, públicos pero gestionados desde el ideal del bien común y del beneficio para los que más lo necesiten. El Estado, fuerte y justo y bien gestionado por la dignidad de la Patria, nada que ver con un estado liberal: El liberalismo se burló del hombre al concederle la libertad sin una base económica, y se burló de la libertad, pues ésta no puede ser plena si al mismo tiempo no se asienta en una base económica de existencia”.

Un movimiento tipo PODEMOS es propiciado por el mismo sistema para que parezca, tal y como hemos dicho antes, que algo puede cambiar pero para no cambiar nada. Todos los gobiernos que hemos padecido en la maldita democracia, unos y otros, que han tenido oportunidad y mucho tiempo de llevar a España a conseguir justicia social, no han hecho más que engordar instituciones inútiles para afianzarse en buenos puestos retribuidos a precio de oro. Despreciando a la clase trabajadora, cada vez más miserable y desesperada: “Tuvisteis a España en vuestras manos entregada durante dos años. La tuvisteis blanda como cera. Pudisteis llevar a cabo la verdadera revolución española y preferisteis reemplazarla por una política de secta, de disgregación, de vejaciones inútiles, de exasperación espiritual. Por culpa vuestra volvió España a manos de las viejas reaccionarias, deseosas de escamotear la revolución. Eso sí que no se os perdonará.”

JUSTICIA SOCIAL

No es posible sin Patria. Y desde luego, si nos sirve de algo la experiencia, sabemos que ni el socialismo ni el liberalismo son garantía de la soñada Justicia Social. “No aspira el socialismo a restablecer una justicia social rota por el mal funcionamiento de los Estados liberales, sino que aspira a la represalia; aspira a llegar en la injusticia a tantos grados más allá cuantos más acá llegaran en la injusticia los sistemas liberales. Y el sistema democrático no hace más que engañar al pueblo que se deja engañar y cree que decide por medio de las “sagradas” urnas, cuando este sistema es “en primer lugar, el más ruinoso sistema de derroche de energías. Un hombre dotado para la altísima función de gobernar, que es tal vez la más noble de las funciones humanas, tenía que dedicar el ochenta, el noventa o el noventa y cinco por ciento de su energía a sustanciar reclamaciones formularias, a hacer propaganda electoral, a dormitar en los escaños del Congreso, a adular a los electores, a aguantar sus impertinencias, porque de los electores iba a recibir el Poder; a soportar humillaciones y vejámenes de los que, precisamente por la función casi divina de gobernar, estaban llamados a obedecerle; y si, después de todo eso, le quedaba un sobrante de algunas horas en la madrugada, o de algunos minutos robados a un descanso intranquilo, en ese mínimo sobrante es cuando el hombre dotado para gobernar podía pensar seriamente en las funciones sustantivas de Gobierno”.

A grandes rasgos y sin profundizar demasiado estas son las grandes diferencias entre FALANGE Y PODEMOS.

En cuanto a la comparación absurda de la figura del fundador de Falange con el Sr. Iglesias…

brazoalto[1]JOSÉ ANTONIO PRIMO DE RIVERA ERA PROFUNDAMENTE ESPAÑOL, amaba a España porque no le gustaba: Nosotros amamos a España porque no nos gusta…. Nosotros la amamos con una voluntad de perfección. Nosotros no amamos a esta ruina, a esta decadencia de nuestra España física de ahora. Nosotros amamos a la eterna e inconmovible metafísica de España”.Por eso nosotros nos sentimos unidos indestructiblemente a España, porque queremos participar en su destino; y no somos nacionalistas, porque ser nacionalistas es una pura sandez; es implantar los resortes espirituales más hondos sobre un motivo físico, sobre una mera circunstancia física; nosotros no somos nacionalistas, porque el nacionalismo es el individualismo de los pueblos; somos, ya lo dije en Salamanca otra vez, somos españoles, que es una de las pocas cosas serias que se puede ser en el mundo.

PROFUNDAMENTE PATRIOTA, porque tenía muy claro y así lo quiso hacer comprender a los derechosos e izquierdosos de entonces, tan sordos como los de ahora, sin Patria no hay ni Pan ni Justicia. Y siempre defendió que la Patria no puede pertenecer a la clase más fuerte ni al partido más organizado: “La Patria es una síntesis trascendente, una síntesis indivisible, con fines propios que cumplir; y nosotros lo que queremos es que el movimiento de este día, y el Estado que cree, sea el instrumento eficaz, autoritario, al servicio de una unidad indiscutible, de esa unidad permanente, de esa unidad irrevocable que se llama Patria”.

PROFUNDAMENTE REVOLUCIONARIO: Su lucha fue por la revolución nacional sindicalista, enfrentándose a todo un sistema que le atacó desde todos los frentes y de todas las maneras: “Y por eso nosotros, contra todas las injurias, contra todas las deformaciones, lo que hacemos es recoger de en medio de la calle, de entre aquellos que lo tuvieron y abandonaron, y aquellos que no lo quieren recoger, el sentido, el espíritu revolucionario español que, más tarde o más pronto, por las buenas o por las malas, nos devolverá la comunidad de nuestro destino histórico y la justicia social profunda que nos está haciendo falta. Por eso nuestro régimen, que tendrá de común con todos los regímenes revolucionarios el venir así del descontento, de la protesta, del amor amargo por la Patria, será un régimen nacional del todo, sin patrioterías, sin faramallas de decadencia, sino empalmado con la España exacta, difícil y eterna que esconde la vena de la verdadera tradición española; y será social en lo profundo, sin demagogias, porque no harán falta, pero implacablemente anticapitalista, implacablemente anticomunista. Ya veréis cómo rehacemos la dignidad del hombre para sobre ella rehacer la dignidad de todas las instituciones que, juntas, componen la Patria”.

PROFUNDAMENTE ENEMIGO DEL SISTEMA DEMOCRATICO: Tal y como se entiende la democracia, la que condujo y conduce en la actualidad a España a una situación agónica, en este sentido se expresó con toda contundencia: “La estampa de una España moribunda, por falta de ideales elevados, y la visión de unos políticos que sólo parecían aspirar a «repartirse la herencia que dejara la muerte»… Ya entonces JOSÉ ANTONIO PRIMO DE RIVERA dijo: “Al mundo le falla la libertad tan mantenida, y todo el sistema de la democracia comienza a resquebrajarse, y ante estos fracasos se acerca una nueva invasión de los bárbaros”.De tal manera, que abogaba por la  SUPRESIÓN DE LOS PARTIDOS POLÍTICOS  para que el Estado no pueda nunca ser de un partido o de otro. Y es que los partidos políticos son el resultado de una organización política falsa, la llamada representación del pueblo en el parlamento no es más que unos cuantos señores dicen representar a quienes los eligen. Cuando la realidad es que los que eligen o creen elegir nada tienen en común con los elegidos, un trozo de papel es la única unión entre el pueblo y sus “representantes”.

PROFUNDAMENTE CATÓLICO: Sincero creyente, pero ni ñoño ni beato ni clerical. Quería una España alegre y proclamaba que lo religioso y lo militar eran las dos maneras serias y completas de entender la vida.

Con una FE que le acompañó toda su corta vida y que le mantuvo firme hasta el último momento, tal y como expresa en su testamento, redactado horas antes de ser asesinado “Condenado ayer a muerte, pido a Dios que si todavía no me exime de llegar a ese trance, me conserve hasta el fin la decorosa conformidad con que lo preveo y, al juzgar mi alma, no le aplique la medida de mis merecimientos, sino la de su infinita misericordia.Plenamente conscientede la necesidad que el hombre tiene de Dios, y de que apartarse de él es apartarse de de toda esperanza, de lo eterno: «Nadie quiere ya rezar y menos juntar las manos suplicando a Dios, como hacen los hombres en su última esperanza».

El sentido religioso de JOSÉ ANTONIO PRIMO DE RIVERA le hizo saber siempre las cosas por las que merecía la pena jugarse la vida. Y con esta claridad supo enfrentarse a los medios, duros y despiadados: “porque jugarse la vida es menos frecuente de lo que parece”. «Nadie se juega la vida por un bien material. Los bienes materiales, comparados unos con otros, se posponen siempre al bien superior de la vida. Cuando se arriesga una vida cómoda, cuando se arriesgan unas ventajas económicas es cuando se siente uno lleno de un fervor místico por una religión, por una patria, por una honra o por un sentido nuevo de la sociedad en que se vive”.

PROFUNDAMENTE ANTILIBERAL:El liberalismo nos divide y agita por las ideas; el socialismo aumenta entre nosotros la sima, aún más feroz, de la lucha económica. ¿Qué se hace, en uno y otro régimen, de la unidad de destino, sin la que ningún pueblo es propiamente un pueblo?

PROFUNDAMENTE BUENO, sin ñoñería, sin ningún tipo de reserva. Porqué hay que serlo, además de valiente y digno, para antes de ser asesinado haber perdonado a sus asesinos. Y abrió su alma en estos momentos tan duros de alguien que sabe que acaba su vida, tan justo y con tanto sentido de la dignidad…hasta el final “Creo -declara- que nada más me importa decir respecto a mi vida pública. En cuanto a mi próxima muerte, la espero sin jactancia, porque nunca es alegre morir a mi edad, pero sin protesta. Acéptela Dios Nuestro Señor en lo que tenga de sacrificio para compensar en parte lo que ha habido de egoísta y vano en mucho de mi vida. Perdono con toda el alma a cuantos me hayan podido dañar u ofender, sin ninguna excepción, y ruego que me perdonen todos aquellos a quienes deba la reparación de algún agravio grande o chico.” “ojalá fuera la mía la última sangre española que se vertiera en discordias civiles. Ojalá encontrara ya en paz el pueblo español, tan rico en buenas cualidades entrañables, la Patria, el Pan y la Justicia”.

PROFUNDAMENE SINCERO: En su vida pública y en su vida íntima, Pues bien: si os engañamos, alguna soga hallaréis en vuestros desvanes y algún árbol quedará en vuestra llanura; ahorcadnos sin misericordia; la última orden que yo daré a mis camisas azules será que nos tiren de los pies, para justicia y escarmiento”. 

CON UN PROFUNDO ESPIRITU DE SERVICIO: Durante toda su vida su conducta se guió por este pensamiento “Sólo se alcanza dignidad humana cuando se sirve. Sólo es grande quien se sujeta a llenar un sitio en el cumplimiento de una empresa grande» Y que el patriotismo alcanza su culminación heroica no sólo cuando uno muere por la patria, sino cuando se sacrifica abnegadamente por ella”. Y fue ese afán de servicio el que llevó siempre por delante con su ejemplo y con su palabra. “La vida no vale la pena si no es para quemarla en el servicio de una empresa grande”. De hecho José Antonio fue capaz de sacrificar todo, de abandonar todo, renunciando a una vida cómoda, a una vida sin riesgos e inseguridades, todo por la urgencia del servicio a España. “La vida no vale la pena si no es para quemarla en el servicio de una empresa grande”. Hasta cuando se enfrentó a su muerte, cuando se enfrentó con lo inevitable, adoptó una postura de dignidad humana, aceptándola como un acto de servicio,

PROFUNDAMENTE JUSTO, reconociendo siempre los méritos de sus propios adversarios. Porque amaba la verdad reconocía los méritos de sus mismos adversarios, como cuando se refirió a los antiguos marxistas incorporados a la Falange “se conducen de un modo intachable y han aportado el sentido profundo de totalidad y de disciplina que en los medios marxistas se adquiere. Lo malo era un grupo -no legión- de gentes cultivadas, fuera de todo ideal político, en los fondos infrasociales más turbios de la vida humana. Estos elementos, revolucionarios de alquiler, son los que han tenido que salir de la Falange de las JONS, no por establecer unidad de pensamiento, nunca rota entre nosotros, sino por higiene”.

José Antonio pertenecía a una minoría selecta, selecta en lo moral, en lo ético, en todas las virtudes que hacen a los hombres verdaderamente “selectos”. Este tipo de la coleta pertenece a una minoría (seguramente llegará a mayoría) muy poco selecta, bastante ZARRAPASTROSA.

En resumidas cuentas, PODEMOS es uno más del sistema. Un partido encuadrado en el sistema democrático que está asesinando a España.

También los de ahora son tiempos muy difíciles para los Falangistas, lo estamos comprobando constantemente. Los ataques son de todo tipo y viene de todos los frentes, “No importa, seguiremos en nuestro sitio. Irá caducando todo lo demás por su propia virtualidad de fracaso y nosotros seguiremos nutriendo bajo esta tierra esta semilla de las horas futuras; y las camisas que hoy escondemos bajo las chaquetas a la vigilancia de la autoridad gubernativa saldrán un día luciendo al sol y vosotros, camaradas…, los primeros en el sacrificio, que habéis visto clarear vuestras filas con tantos nombres de mártires, vosotros tendréis puesto de honor para el desfile en la alegre mañana de España”.

¡POR LA PATRIA, EL PAN Y LA JUSTICIA!

¡ARRIBA ESPAÑA!