En la histórica Sede de la Hermandad de la Vieja Guardia de la Falange, donde José Antonio Primo de Rivera tuviera su despacho personal desde marzo de 1935, se encuentran verdaderas “joyas” de nuestra Historia, como el atril parlamentario perteneciente al escaño que ocupó José Antonio durante la Segunda República, elegido por la Provincia de Cádiz, cuya acta electoral también se encuentra en la Sede de la Vieja Guardia o una de las tres banderas que cubrieron el féretro del JEFE en el traslado de sus restos mortales desde El Escorial hasta el Valle de los Caídos en 1959.

 

En las imágenes, el Presidente de la Hermandad Nacional de la Vieja Guardia, Carlos Batres y el Jefe Nacional de La Falange, Manuel Andrino, junto a los objetos de nuestra historia viva, orgullo para todos los falangistas. Gracias por vuestro trabajo y dedicación.

 Orgullosos de nuestra historia

www.viejaguardia.es