Como no podía ser menos, La Falange estuvo presente en la concentración que se celebró en Madrid contra la retirada del nombre de la calle Millán Astray, que recuerda la figura de uno de los militares más condecorados de la historia de nuestro Ejército y fundador de La Legión, cuando todavía no se había convertido en la ONG  al servicio del imperialismo yanqui y sus correligionarios sionistas.

Nuestro Jefe Nacional, camarada Manuel Andrino y otros miembros de la Junta Nacional, y del sindicato T.N.S., como Jesús Muñoz,  participaron en la misma a pesar de los complejos estúpidos que alguno de los organizadores mostraron antes y durante el acto, con unos discursos “políticamente correctos”, intentado justificar lo injustificable, e intentando alejar la figura de nuestro heroico general de otras como la de Franco, Yagüe o los miles de falangistas y legionarios que regaron con su sangre los campos y las tierras de España.

Nosotros no hacemos distingos entre militares, requetés y falangistas, y su participación en aquella Cruzada contra la barbarie y el separatismo, asumiendo como “bueno” todo lo hecho por los nuestros. Faltaría más.

Esta claro que algunos se piensan que ese “buenismo democrático” va a hacer cambiar de opinión a los amigos de la checa, no entendiendo que lo único que les hará entrar en razón es actuar como lo hicieron las escuadras falangistas que peleaban las calles a tiros y a puñetazos, antes de resignarse a morir como corderos.

Orgullosos de nuestra Historia

logofe1