La enfermiza actuación del nuevo Gobierno de Pedro Sánchez intenta provocar heridas entre españoles por un pasado que sufrieron y superaron con reconciliación generaciones anteriores. Una mezquina cortina de humo para ocultar su nefasta gestión política que está sustentada por los que odian España y que no dudaron en matar durante los últimos 40 años con bombas y tiros en la nuca o que, más recientemente, delinquen y huyen a Suiza, Bélgica o Alemania.

El pasado 15 de julio se vivió una jornada histórica que concentró a miles de españoles en Cuelgamuros respondiendo al llamamiento de #ElValleNOsetoca.

Vídeo con testimonios del historiador Paco Torres, del Jefe Nacional de FE de las JONS, Norberto Pico, y de nuestro jefe Territorial en Levante, Juan Pedro Marín: Nuestro camarada Juan Pedro remarca las motivaciones de la izquierda contra este lugar sagrado y el objetivo político del gobierno.

Esta realidad está haciendo despertar a buena parte del pueblo español que ni está dispuesto a que se rompa España ni a que se profanen tumbas. Y mucho menos a que se destruya la Cruz del Valle de los Caídos que da descanso a aquellos españoles que sacrificaron sus vidas y que no distingue entre bandos. Mientras el bando vencedor trabajó por igual para vencedores y vencidos pues todos eran España, el miserable PSOE y la cómplice derecha pretenden reescribir la historia y convertir a víctimas en verdugos, haciendo política del pasado para tapar su incompetencia para gobernar en el 2018. Eso sí, nos exigen que aceptemos a los terroristas en ayuntamientos y parlamentos y que olvidemos los mil asesinatos que el cobarde separatismo ha realizado en los últimos años.

La defensa del Valle de los Caídos no es cosa de un día. Los falangistas llevamos años y años en esta lucha y seguiremos enfrente de este Gobierno para impedir que se profanen tumbas por rencores y bastardos intereses.

Y, como escribe nuestro camarada Jesús en “El Correo de Madrid“: Quizá el Sistema, con su obsesión de profanar la tumba de Franco y José Antonio, esté cavando la suya propia y no se da cuenta.

Accede al artículo pinchando en la imagen