Un año más, como viene siendo tradicional y pese a las dificultades que van surgiendo cada año los falangistas rindieron un sentido homenaje a José Antonio Primo de Rivera en el 80 aniversario de su fusilamiento en Alicante.

Organizado por la Jefatura Territorial de La Falange en Levante un grupo de falangistas alicantinos partieron en una emotiva marcha desde la antigua “Casa-Prisión José Antonio” hasta el cementerio de la susodicha ciudad, portando solemnemente una corona de laurel hasta la fosa donde reposaron por vez primera los restos del fundador de la falange, donde ya en su día fueron trasladados a pie desde la capital alicantina al Monasterio de San Lorenzo del Escorial (Madrid).                                                                            

Frente a la fosa el Jefe Territorial de Levante, el camarada Juan Pedro Marín Santamaría, pronunció unas emotivas palabras de ánimo y esperanza. A continuación se rezó una oración en honor a nuestro insigne caído finalizando el acto con el canto en rigurosa formación de el “Cara al Sol” con los correspondientes gritos rituales, para posteriormente volver a la “Casa Prisión” donde tuvo lugar una conferencia.