Comunicado de prensa del NPD por la detención de nuestro amigo y camarada Udo Voigt.

Un paso estratégico fatal: en Marrakech, el lunes a media mañana adoptó oficialmente el “Pacto para la Migración” de las Naciones Unidas, tan controvertido. Algunos países, entre ellos Austria, permanecieron ausentes y rechazaron la adopción. Suiza e Italia tampoco estuvieron representados.

La ceremonia en Marrakesh, a la que asistieron cientos de jefes de estado, políticos y representantes de los medios de comunicación de todo el mundo, no se realizó sin problemas. Un solo político (en cifras: 1) antes de la ceremonia demostrada contra este Pacto claramente visible con una pancarta: estamos hablando del miembro alemán de la NPD del Parlamento Europeo, Udo Voigt. En su pancarta se leía ampliamente: “¡La inmigración mata a Alemania!”

El diputado alemán del Parlamento Europeo pudo continuar con su protesta durante varios minutos mientras también fue entrevistado por los medios de comunicación, antes de que el Servicio de Seguridad de las Naciones Unidas detuviera su protesta y lo detuviera. También amenazó con ser expulsado de Marruecos. Por eso, Udo Voigt es el primer político arrestado en relación con este Pacto por la Migración. No es un buen presagio para este tratado tan disputado que según sus proponentes supuestamente se compone solo de declaraciones sin ninguna obligación.

El domingo por la noche se produjo un increíble escándalo político en una reunión oficial de la delegación de la UE para Marrakech, a la que asistieron, además de miembros del Parlamento Europeo y representantes del Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE) del Comisario Europeo para las Migraciones Dmitr Avramopoulos. Por lo tanto, declaró francamente que la Unión Europea va a adoptar este Pacto oficialmente el 19 de diciembre, a pesar de que varios países europeos lo rechazan. Con descarado desprecio por los gobiernos, por ejemplo, Suiza, EE. UU. O Austria, profesó no preocuparse en lo más mínimo por sus objeciones (textualmente: “Lo que algunos estados miembros ponen en sus declaraciones, ¡no me importan!”)