A todos nos hierve la sangre cuando asistimos atónitos al calvario de la familia de un alumno del colegio Turó del Drac de Canet de Mar. Esta familia está sufriendo una campaña de acoso tanto en redes sociales como en la calle, después de que un juez les reconociera el derecho a tener un 25% de la enseñanza en castellano en el centro. Esta valiente familia en declaraciones a los medios de información ha manifestado: “sólo queremos que nuestro hijo estudie en las dos lenguas, como dictamina la Ley”.

Ley que la Generalitat se pasa por el forro, y así lo ha hecho saber el “charnego´´ conseller de Educació, Josep González-Cambray, que ha asegurado que se seguirá aplicando el modelo actual y ha instado a las escuelas a no cambiar sus proyectos lingüísticos. “Estamos delante de un nuevo ataque frontal por parte de los jueces que desconocen lo que pasa en los centros catalanes”, ha señalado el conseller en una rueda de prensa´´.

Siguiendo con el relato, la Generalitat presentó un recurso contra la sentencia de impartir en Cataluña el porcentaje de castellano que ordena la Ley. El Tribunal Supremo no admitió el recurso presentado por la Generalitat en contra de la obligación de las escuelas catalanas de impartir el 25% del horario escolar en castellano. De este modo, da la razón a la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) que cuantificaba el porcentaje de castellano en las aulas. Y obliga a las escuelas a cambiar sus proyectos lingüísticos basados en la inmersión de la Ley de Educación de Catalunya.

Esta acción del Supremo es la culminación de un antiguo contencioso entre los jueces, la administración española y la catalana. Así, la sentencia del Estatut (2010) reinterpretó la doctrina consolidada del Tribunal Constitucional que reconocía la inmersión lingüística condicionada a que el castellano no perdiera su condición de lengua vehicular. Tras la nueva interpretación, el TS ordenó “reintroducir” el castellano de forma “proporcional y equitativa” respecto del catalán. Esa “proporcionalidad” la cuantificó el TSJC, en el 2020, estableciendo un mínimo del 25% del horario escolar en castellano para todos los centros catalanes. El mismo día que el TSJC ordenó a la Generalitat y a la propia escuela garantizar la protección e intimidad del menor y de los progenitores que solicitaron más educación en castellano, un portal digital catalán -“Llibertat.cat´´- publicaba la identidad del padre del niño. La identidad del padre se ha difundido por redes sociales y también han aparecido pegatinas y pintadas con los datos de la familia en Barcelona.

En este ejercicio cobarde de señalamiento nos gustaría resaltar el papel de dos infectos y cobardes personajes: uno es un tal Jaume Fábrega un exprofesor de Turismo de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), que dijo estar dispuesto a “apedrear” la casa del menor. “Que se vayan de Cataluña. No queremos supremacistas castellanos que nos odian”, escribió en su cuenta de Twitter.

Y el otro cobarde es el odioso Albert Donaire, Mosso de Esquadra, juguete roto del “proces´´ que es muy valiente con un niño de cinco años pero se cagó vivo en su declaración delante del juez Marchena cuando se juzgaba a los delincuentes traidores del “proces´´. Este repugnante individuo está considerado líder de los Mossos independentistas, pero la realidad es que el cuerpo de los Mossos de Esquadra está hasta lo que no suena de este tiparraco, porque mancha el uniforme que viste y del cual no es digno. Este chikilicuatre publicó en su cuenta de Twitter que «este niño debe encontrarse absolutamente solo en clase, o reaccionamos o nos matan la lengua»; y justifica así esta auténtica burrada. O sea pedía que se aislara al niño y se le dejara solo en clase, ¡¡¡a una criatura de cinco años!!!. ¿Se puede ser más canalla?.

El colmo de la crueldad, la falta de escrúpulos y la coacción inhumana, fue la acción del Sindicato de Estudiantes de los Países Catalanes (Sepc) y la Intersindical•Csc, que convocaron una manifestación a la salida de los niños del colegio. Esta acción define a estas dos organizaciones minoritarias esbirros del independentismo radical. Manifestación que partió de las inmediaciones del centro escolar y se ha dirigido hasta la biblioteca situada en el centro de la población. Solo cuando no se tiene honor se hacen este tipo de acciones, hay que ser muy cobardes para ir a amedrentar a niños a la salida de un colegio.

Es vergonzoso que mientras las redes se llenan de mensajes de vecinos de Canet de Mar llamando a apedrear la casa familiar o los padres de compañeros de clase llaman a boicotear al menor, el Ejecutivo Sánchez sigue mirando para otro lado y apostando por un perfil bajo. Esta actitud del Ejecutivo Sánchez responde a la actitud felatoria del Gobierno social comunista hacia el separatismo que impone sus condiciones para aprobar los ruinosos y disparatados presupuestos que la banda que nos gobierna necesita que se aprueben.

Si nos preguntamos ¿Por que la lengua a podido producir un conflicto social tan virulento?. La respuesta es que las lenguas son, entre otras cosas, instrumentos de comunicación. Las lenguas son, entre otras cosas, hermosos instrumentos de belleza. Pero las lenguas son, también, instrumentos de dominación y control social.

La Generalitat lleva décadas desarrollando una estrategia política en detrimento del español, al tiempo que ha señalado que la lengua se utiliza como elemento de construcción identitaria de tipo excluyente. La estrategia de la Generalitat es que una vez tomado el poder y la implementación de una República Catalana , pasar a ser un modelo de identificación al ir incluyendo paulatinamente a todos como miembros de una nueva comunidad o como excluidos de la misma. Estamos ante el triunfo del Esencialismo catalán o lo que es lo mismo el proto nacionalismo catalán del siglo XIX que abogaba por la transformación de la lengua en esencia de su supuesta identidad nacional.

La Falange se solidariza con esta valiente familia y con todas las familias que exigen su derecho a que sus hijos se escolaricen en castellano. Así mismo nuestro movimiento considera a la lengua catalana como una de las lenguas españolas, que enriquecen con su variedad el tesoro cultural de España.

¡¡¡ARRIBA ESPAÑA!!!

¡¡¡VISCA CATALUÑA!!!

Fuente: Facebook La Falange de Barcelona