Desde octubre de 1977 a diciembre de 1978 se fraguó el acuerdo conocido como “Pactos de la Moncloa”. El pacto fue un invento de uno de los mayores miserables de la historia de España, llamado Adolfo Suarez, para, con el beneplácito recompensado de todos los grupos políticos poder seguir ocupando la presidencia del gobierno.- la democracia pasó de ser una lucha de intereses a una acuerdo de interesados.- A semejanza de Pedro Sanchez, Suarez era experto en vender al amigo y en comprar al enemigo.

El invento duró, moción de censura incluida, hasta primeros del año 1981, cuando la pistola de un general invitó muy amablemente a dimitir al Sr. Suarez.

Lo que se trató y acordó en el pacto fue la forma de gobernar teniendo como base el programa económico del profesor Fuentes Quintana. Fiel a su eterna falsedad, Suarez incumplió la palabra dada solemnemente al ejército, capitaneado por su graciosa majestad -. juro por la memoria de nuestros muertos que nunca legalizaré el comunismo -. Palabras de Suarez. Desde ese momento tomaron protagonismo los entonces insignificantes partidos separatistas. Por supuesto se legalizó el partido comunista, con el visto bueno del rey cómplice. Se regaló el tejido industrial al capitalismo transnacional. Se hizo la constitución de una forma ilegal, tramposamente aprobada en su manipulado referéndum. Se vendió todo el inmenso y próspero patrimonio nacional a precio de ganga.

El desmantelamento de la industria provocó que el desempleo alcanzará un 25%.(1978-1982). Este también fue el momento en que empieza el enriquecimiento forajido de CCOO y UGT que, además de formar parte de los pactos, poco después también intervinieron en la redacción del Estatuto de los Trabajadores. El trabajador dejaba de ser persona para convertirse en objeto de mercado (mercado laboral). Estos y otros fueron los motivos por los que pudo continuar la famosa transición: Primero el desmantelar la industria para entrar en la UE como compradores. Las indemnizaciones por las desamortizaciones. Despues, las subvenciones .- estocada al sistema laboral agrario.- Más tarde, los préstamos que siguen sin pagar. Esto dio lugar a la generación de la deuda más sus correspondientes intereses y recargos por moratorias en el pago para aumentar el déficit público. Conclusión: De todo sin deudas pasamos a deudas sin nada. Pero el camino hacia la devastadora democracia estaba en marcha. Se pasó de un régimen con algo por mejorar a otro régimen imposible de empeorar.

Al alarmante desempleo se unió una oleada de robos, atracos y tráfico de drogas, que dio lugar al empobrecimiento moral y económico de la Nación. El terrorismo mataba y secuestraba a sus anchas con la pasividad y hasta la complicidad de la clase dirigente .- el terrorismo es un precio a pagar a cambio de la libertad”-. esta era la frase más usada como excusa por parte de los políticos. Entierros de madrugada para evitar asistencia de la gente.

De vivir con las puertas de las casas abiertas de par en par se pasó a las puertas blindadas, rejas, alarmas, etc. Las calles llenas de droga, mierda y cochambre. Envenenamiento por la venta de aceites tóxicos. La inflación se disparó hasta un 30%.

Los españoles espezaban a darse cuenta de lo que era una democracia.

#Vuelveacreer
#SomosLaFalange