Los partidos que representan al centro-derecha-extrema de este país, o sea, al liberalismo puro y duro, intentan revertir la situación de las encuestas, mediante el fichaje de personajes públicos que, de una u otra manera, atraigan ese voto “útil” del miedo a la izquierda-extrema que ocupa la Moncloa.

Se ha puesto de moda el fichaje de periodistas, de esos medios liberales, que llevan decenios ocultando la corrupción generalizada de la derecha y su cobardía para afrontar el problema del separatismo con verdaderas garantías de aplastarlo de una vez por todas, por las buenas o por las malas. Lo que resulta más llamativo es la aparición de esos “generales” que, desprovistos de cualquier tipo de mando, retirados, jubilados, y se ve que intentando limpiar su conciencia por haber participado por acción o por omisión en este caos y en esta ruina, en la que los “constitucionalistas” y las “ratas separatistas” han llevado a nuestra querida Patria. Podían haber levantado la voz cuando significaban algo.

La Patria y su misma existencia están por encima, muy por encima de la obediencia debida, y estos… generales del tres al cuarto, han preferido el pesebre, las prebendas, la palmadita en la espalda y la promoción a costa de hacer de mamporreros de yanquis, judíos, franceses o ingleses, participando en guerras ilegales e injustas contra Libia, Siria, Irak o Afganistán.

Ahora ya no vale. Son jubilados. Ciudadanos de a pie, que poco o nada tienen que decir, porque con su silencio cómplice y su actitud servil (salvo honrosas excepciones), han permitido que, por ejemplo, nuestras fuerzas armadas estén “desaparecidas” y “escondidas” en Cataluña o en Vascongadas. O hayan participado, algunos de ellos de forma activa y complaciente, en borrar la memoria de aquellos otros generales, ¡aquellos sí que le echaron lo que tenían que echarle!, pasando por encima de gobiernos traidores y de partidos y sindicatos que querían la destrucción de España, de sus valores y de sus tradiciones. Generales SÍ. YAGÜE, MILLÁN ASTRAY, MUÑOZ GRANDES, MOLA, QUEIPO DE LLANO… FRANCO, que lo demostraron sin ningún tipo de “galones” en Marruecos, en Brunete o en Krasny Bor, defendiendo los verdaderos intereses de España.

#VuelveAcreer

#SomosLaFalange