La Falange, dentro de la campaña que está realizando contra la revanchista “ley de memoria histórica”, lleva varias semanas recogiendo firmas contra el odio y la manipulación histórica de dicho esperpento.

Una ley generada por quienes perdieron la guerra civil, cuyo fin sólo es hacer desaparecer la historia que le es incómoda. Una ley que sólo huele a cobarde revancha y que sólo busca desenterrar, precisamente, las rencillas y la no reconciliación de los españoles. Piensan que los hechos verídicos pueden hacerlos desaparecer con sus manipulaciones y tergiversaciones. No borrarrán la historia, porque la verdad siempre se hace camino.

Gracias a todos los españoles que, a día de hoy, han firmado. Por la verdad y por la memoria, derogación de la “ley de memoria histórica”.