El pasado sábado, 16 de noviembre, se celebró en la antigua casa-prisión de Alicante -hoy centro cultural- un Acto Político por el LXXVII Aniversario del asesinato de JOSÉ ANTONIO PRIMO DE RIVERA a manos de socialistas, comunistas y anarquistas, verdaderos “artífices” de aquella nefasta II República que tanto democratizó el tiro en la nuca y el asesinato indiscriminado a través de checas y demás inventos que ayudaban a resolver los problemas de los españoles, eso sí, de manera definitiva, sobre todo para el que caía en cualquier cuneta o fosa común acribillado a balazos.

11En primer lugar se trasladó a pie una corona de laurel hasta el cementerio donde estuvo enterrado JOSÉ ANTONIO en un primer momento, y se visitó la capilla que alberga los restos de los camaradas alicantinos que murieron en el intento de rescatar al Jefe Nacional.

De regreso al lugar donde fuera fusilado JOSÉ ANTONIO, tomó la palabra el Jefe Territorial, camarada Juan Pedro que agradeció la presencia y el esfuerzo realizado por las distintas Jefaturas Locales de Alicante y Valencia, y en especial de los camaradas de Murcia, cuyo Jefe Provincial allí se encontraba.

A continuación, el Jefe Nacional de LA FALANGE (FE) camarada Manuel Andrino, cogió el micrófono y recordó el ejemplo de sacrificio, generosidad y entrega de JOSÉ ANTONIO y cómo ofreció su vida por España “sin jactancia y sin miedo” con la convicción de quien entrega lo más valioso que tiene. Denunció el intento de criminalización hacia los falangistas por parte de este gobierno cobarde y acomplejado del PP que pretende nuestra ilegalización por cumplir con nuestro sagrado juramento de servir a la Patria hasta la última gota de nuestra sangre. Esfuerzo estéril porque los falangistas no daremos un paso atrás.

Después de cantar el CARA AL SOL y de la tradicional comida de Hermandad, se proyectó un video con imágenes de JOSÉ ANTONIO, su asesinato y su traslado hasta llegar en primer lugar al Monasterio de San Lorenzo del Escorial y posteriormente al Valle de los Caídos.

No podemos saber lo que JOSÉ ANTONO pensaría de nuestro tiempo y de lo que nos ha tocado vivir, pero SI sabemos lo que quieren los españoles de hoy, y que es lo mismo por lo que él luchó y murió: PATRIA, PAN Y JUSTICIA.