Ayer tarde se envió al juzgado de instrucción de Barcelona, el escrito firmado por nuestro Jefe Nacional, camarada Manuel Andrino, para solicitar el poder declarar en Madrid ante un juzgado de igual categoría, por la causa abierta contra él, y contra Pedro Pablo Peña, por los discursos y declaraciones vertidas en Barcelona el pasado 12 de octubre, defendiendo la Unidad de España si fuera preciso con su propia sangre y la de aquellos que se opusieran a esa sagrada Unidad.

Como ya declaró ante la fiscalía de la Audiencia Provincial de Madrid, el Jefe de La Falange (FE) ratificó palabra por palabra y coma por coma, lo dicho en Montjuic el Día de la Hispanidad, y lo volverá a hacer, en Madrid o en Barcelona, en un juzgado o en otro.

Ahora que el separatismo se prepara para el “asalto final”, que no duden que van a tener enfrente a un puñado de españoles de bien que pelearan hasta el último aliento, como ya lo hicieron en su momento, ante la cobardía y la dejadez de esta casta política parasitaria y corrupta que pulula por la Carrera de San Jerónimo.