Un nuevo ataque del Islam político, esta vez con la “firma” del ISIS, en la llamada “Capital Europea”.

Bruselas, centro de la casta mandilera, verdaderos manipuladores del espíritu nacional y cristiano, con su “integración”, multiculturalismo, alianza de civilizaciones, etc…

Los que llevamos años en la lucha contra el terrorismo, sabemos que el primer problema con el que nos enfrentamos es dilucidar si se trata de un problema policial o si se trata de una verdadera amenaza que requiere todas las fuerzas de la nación para derrotarlo, y creo que este es el caso.

Esta idea, que es similar a la guerra si no se conduce inteligentemente, prolonga y agranda el problema, al provocar con acciones indiscriminadas el rechazo en la población, verdadero objetivo a conquistar e incrementando la base social de las organizaciones terroristas.

Por ello, el simple bombardeo de los países occidentales sobre las zonas donde se asientan los yihadistas, aunque pretenden ser “selectivos”, causan los llamados “daños colaterales”, lo que sirve de justificación para sus desmanes. Los coches-bomba y los cinturones explosivos de los kamikazes moros son los F-18 y los drones.

El enemigo a aniquilar son solo los terroristas y sus apoyos, es decir la OPA (Organización Político-Administrativa) y la OCA (Organización Clandestina de Apoyo).

En cualquier caso, mientras Europa, sus naciones, no tengan un verdadero espíritu y voluntad de vencer, no se “pise” y controle el terreno, la información y la población, empezando por los guetos que el capitalismo a creado en las ciudades europeas, y quiere incrementar con los refugiados / inmigrantes, no hay nada que hacer frente al terrorismo ni en Europa ni en Oriente Medio.

Como vemos, la mínima reacción de los patriotas españoles y belgas, ha sido suficiente para que aseados militares “pisa moquetas” españoles lancen en las televisiones las conocidas consignas: “Eso no”, “No provoquéis”, “Esto perjudica a la lucha… Exactamente lo mismo que cuando los Nacionalsindicalistas nos manifestamos contra los asesinos de sus compañeros y defendemos la Unidad de España.

Lo que de verdad nos tiene que preocupar a los patriotas españoles y de las demás naciones europeas, es la masacre de cristianos, hermanos nuestros en la Fe, en todos los países musulmanes sin que nadie mueva un dedo.

El control total de la sociedad que, con la disculpa del terrorismo, quieren realizar los gobiernos europeos dominados por la masonería, permitiendo vigilar, detener y encacelar a toda persona que piense de una manera políticamente incorrecta: cristianismo, patriotismo, familia, justicia social…

Con la misma idea quieren controlar, aún más, la posesión legal de armas para dejar a la sociedad inerte ante ellos y los terroristas.

FyE