La Falange (FE) ha participado en las conferencias del tercer evento nacionalista organizado por Jeune Nation en Lyon, tal y como anunciábamos a principios de esta semana en nuestra página web.

A continuación ofrecemos algunos párrafos de lo expuesto en la jornada de ayer por nuestro Jefe Nacional, Manuel Andrino:

“Nuestro objetivo no debe ser sólo ocupar un escaño en el Parlamento Europeo, para hacerle el juego al sistema. Nuestro objetivo debe ser intentar cambiar esta Unión Europea que ridiculiza y olvida cuáles son las verdaderas raíces de nuestra cultura y de nuestras tradiciones, permitiendo el avance de la invasión islamista y sionista.

Una invasión que se produce, ya no de modo tan silencioso como hasta hace poco, y ahí está el avance imparable del llamado ‘Estado Islámico’, que tiene por objetivo, no sólo el norte de África, sino el sur de Europa, con España, Francia, Italia y Grecia a la cabeza.

Quienes pretenden la destrucción de nuestra civilización, se aprovechan de la enorme crisis de valores que padecemos en Europa en los últimos decenios. Una crisis de dimensiones extraordinarias, que parece anunciarnos el final de un ciclo histórico, o incluso, el de una civilización.

(…)

Los verdaderos patriotas europeos, no los ‘populacheros’ que se venden por votos, debemos denunciar esta situación que nos lleva a la ruina y nos desarma, frente a quienes pretenden acabar con siglos de historia a la cabeza del mundo.

Hablan de una extraña multiculturalidad que impide que luchemos por la verdadera esencia de nuestras naciones, para que no defendamos nuestra identidad, ganada a base de siglos de lucha y victorias, y por qué no decirlo, de mucha sangre.

Los falangistas llevamos diciendo durante más de ochenta años, que el liberalismo y el socialismo son el mismo perro con distinto collar, porque ambos sirven al gran capitalismo, que ha llevado a millones de europeos a la pobreza económica y moral. Un capitalismo que tiene como único poder real, el de los llamados ‘mercados financieros’, que quitan y ponen gobiernos al amparo del poder económico que hipoteca la vida de los ciudadanos europeos.

Nos oponemos a esta Unión Europea que sólo alberga intereses económicos, y defendemos la Europa de las Patrias, compuesta de Naciones Soberanas y Poderosas.

Los Patriotas Europeos, debemos unir nuestras fuerzas para recuperar unos valores que hicieron que Europa fuera el motor cultural e intelectual del mundo.

Nos tenemos que convertir en los verdaderos ‘antisistema’ para luchar contra este mundialismo que ha provocado la grave crisis económica en que nos encontramos, con millones de parados y contratos basura, que suponen una nueva forma de esclavitud, sobre todo para nuestros jóvenes.

El futuro de los Patriotas Europeos es grande y tenemos que aprovechar el descrédito del sistema actual, para luchar contra él y derribarlo.

(…)

Vive la France! Y: ¡Arriba España!”