No es de extrañar, que los terroristas que se sientan en el Parlamento de Navarra, junto a la canalla separatista, sean los encargados de promover una resolución para intentar esconder la verdad de lo que sucedió en Pamplona aquel 18 de julio de 1936 donde la inmensa mayoría de la población navarra se organizó militarmente para luchar contra aquella nefasta, sanguinaria, asesina y traidora II República que tenía como lema el “Viva Rusia, Muera España”.

Tampoco es de extrañar que los que se han dedicado al asesinato durante cincuenta años, causando cientos de muertos y miles de heridos, además de causar una auténtica limpieza étnica en Navarra y en las Provincias Vascongadas, sean los encargados de “criminalizar” a los patriotas españoles que no se resisten, ni alli, ni en el resto de España, a que se pisotee la memoria de los millones de falangistas y requetés que lucharon contra la anti España que nos habia llevado al caos y a la ruina con el crímen político como bandera, y con una sangrienta persecucion religiosa que causó miles de asesinatos y la quema de cientos de conventos e iglesias.

Esa era la “legitimidad” de la II República.

Noticia de la resolución publicada en: https://m.noticiasdenavarra.com/2015/02/04/politica/navarra/el-principal-acusado-de-falange-y-tradicion-ejercio-de-encargado-de-gestionar-la-cripta-de-los-caidos