Nuestro más sincero reconocimiento a los militantes y afiliados de las organizaciones que han participado en las Elecciones celebradas ayer domingo, 26 de mayo, bajo las siglas de la coalición “adñ”, sabiendo que han puesto todo el empeño, todas las ganas y toda la ilusión para que el mensaje “euroescéptico” llegara a los españoles, en una batalla tan desigual como la que se libraba contra los medios de desinformación y los partidos del sistema.

Durante estos meses en los que se han organizado actos políticos por todo el territorio nacional, la colaboración entre afiliados de La Falange, de FE-JONS, de Democracia Nacional y de Alternativa Española, ha posibilitado aunar los escasos medios disponibles, sin tener que “vendernos” al “mejor postor”, ni tener que esconder ni nuestra historia, ni la de ninguno de nuestros candidatos. Y a la cabeza de todos ellos, nuestro mejor camarada, MARTÍN SÁENZ DE YNESTRILLAS, que casi de la noche a la mañana se puso a encabezar la candidatura al Parlamento Europeo, arrastrándonos con su ímpetu característico y su manera “militante” de ver y de vivir la política, algo que no ha cambiado en su vida en los últimos cuarenta años. Y junto a él, nuestro Jefe Nacional, Manuel Andrino, Norberto Pico, Pedro Chaparro, o Rafael López Dieguez, al frente de sus organizaciones, aportando cada uno su buen saber, entender, tiempo y dinero, que como comprenderéis era ridículo comparándolo con los presupuestos millonarios del resto.

Gracias camaradas, porque vuestro ejemplo nos ha permitido lanzar un mensaje “único”, aún sabiendo que la situación no era la mejor y que el “tsunami” de la nueva pata del banco de la derecha, pretendía borrarnos del mapa. Acordaros de aquella frase de JOSÉ ANTONIO: “Vista a la derecha …”. 

La lucha continúa, porque este es nuestro “adñ” y los falangistas, como hijos de España, no solo no queremos perderlo, sino que queremos que todos los españoles se sientan orgullosos de serlo, para que España vuelva a ocupar el puesto que se merece en España, en Europa y en el mundo.