El Jefe Nacional de La Falange, Manuel Andrino, se ha dirigido a los militantes de Juventudes Falangistas de España y del Sindicato Español Universitario para inaugurar el XVI Campamento Nacional “Carlos García Fernández”

En primer lugar quiero daros las gracias a los que vais a participar en este Campamento que en el año 2019 lleva el nombre de “CARLOS GARCÍA FERNÁNDEZ”.

Sin cambiar de Bandera

¿Y sabéis porqué hemos elegido este año este nombre?Pues porque a pesar de que se intente esconder por parte de esta basura de sistema nacido al amparo de la Constitución del año 78, e incluso algunos no lo sepáis, hay un buen puñado de falangistas que han sido asesinados desde aquel nefasto periodo de la historia de España, llamado Transición.

Asesinados por ETA, por el GRAPO, por grupos separatistas, anarquistas o de ultraizquierda. Os recomiendo el libro “MALDITOS ENTRE LOS OLVIDADOS” de Cristóbal Córdoba, donde se narra la historia de los falangistas muertos después del franquismo.

A muchos de ellos después de asesinados, se les tuvo que enterrar a escondidas, ante el silencio cómplice y el desprecio de todos estos demócratas de pacotilla y de su policía política, que en muchos casos cargó contra quienes les mostrábamos nuestro último respeto o les cantábamos el “Yo tenía un Camarada”. Más de un féretro, terminó rodando por los suelos.

El camarada CARLOS GARCÍA FERNÁNDEZ, de cincuenta y cinco años y natural de Astillero (Cantabria), fue asesinado el día 7 de Octubre de 1980 en el estanco de su propiedad en la localidad guipuzcoana de Eibar.

Había acudido como voluntario a la DIVISIÓN AZUL y posteriormente formó parte de la Guardia de Franco. No confundir con la escolta del Generalísimo, unidad militar que se ocupaba de su seguridad.

Muy conocido como falangista en Eibar, ETA le había amenazado en varias ocasiones. Amenazas que se concretaron a las ocho de la mañana de aquel día de octubre. Cuando se encontraba junto a su mujer y la nueva propietaria del negocio, entraron dos hijos de puta etarras y a cara descubierta le dispararon en varias ocasiones.

Era el décimo asesinado en Vascongadas en nueve días, De aquel año de 1980, donde estos hijos de perra asesinarían a cincuenta y cinco personas por toda España, ante la ineficacia manifiesta de la clase política, más empeñada en conceder indultos a los criminales, que en terminar con ellos.

Sólo un puñado de patriotas, entre los cuales se encontraban algunos falangistas, plantaron cara al separatismo asesino utilizando diversas siglas, que aplicaron su misma medicina a los separatistas vascos. Siglas que nada tenían que ver con las que utilizaran los socialistas para vengar a los suyos, manejando a su antojo los resortes del estado, y enriqueciéndose con los fondos reservados del Ministerio del Interior, y contratando mercenarios franceses de los bajos fondos de Marsella.

Este Campamento, junto a las conferencias que se imparten los viernes en la sede histórica de los falangistas – la Hermandad de Vieja Guardia–  debe servir como preparación permanente en la lucha política y también como jornadas de convivencia de dirigentes, cuadros y militantes de La Falange.

Primeras actividades realizadas en el Campamento Nacional de JFE-SEU

Unos militantes y unos afiliados que deben afrontar de forma óptima las tácticas y la línea estratégica marcadas por La Falange en sus distintos Congresos y Consejos Nacionales.

Un afiliado debe tener conocimientos mínimos de ideología, de la historia del NacionalSindicalismo y del resto de ideas políticas.

Un militante debe tener conocimientos de la organización interna. Conocer las líneas estratégicas básicas y las técnicas de agitación. Debe ser capaz de escribir un artículo o un panfleto, de diseñar una pancarta, un cartel…

Un cuadro debe ser capaz de ser entrevistado por un medio de comunicación y dar explicaciones sobre lo que somos y sobre los que queremos. Debe acometer, sin ningún tipo de problemas, la organización de un acto en la vía pública o en un lugar cerrado.

Un dirigente de La Falange, debe tener capacidad de mando y dotes organizativas. Gran preparación política. Y conocer las técnicas especializadas en imagen, oratoria, habilidades dialécticas, etc. Algo que no es fácil, teniendo en cuenta que todos nosotros no nos dedicamos a esto de manera profesional, y dependemos de nuestros trabajos y limitaciones, algo que no puede servir como excusa permanente, porque representamos unas siglas cargadas de historia y somos la imagen permanente de nuestros camaradas más heroicos.

El discurso debe ser el mismo en toda la organización. No se pueden decir cosas diferentes en cada sitio. Hay que homogeneizar al máximo el mensaje y el estilo de trabajo.

Seguramente estas horas de convivencia no nos den para mucho, pero no sabéis la suerte que tenéis, que tenemos, de poder contar entre nosotros con camaradas, muy, pero que muy valiosos, que se la han jugado, y que lo siguen haciendo, porque creen que todavía hay una luz de esperanza en este sistema corrupto.

Y a pesar de que alguno de ellos, ya no son tan jóvenes, cuentan con una larga trayectoria y experiencia política y profesional que os quieren transmitir a través de sus conocimientos y de sus vivencias.

La lucha que se nos plantea es muy desigual, y los medios de comunicación no hace falta que os diga que van a machacarnos en unos casos y a silenciarnos en otros.

Nosotros no estamos legitimados “democráticamente” como esos a los que les ha llegado el dinero llovido de Washington o de Tel-Aviv, lo que les ha permitido comprar voluntades políticas y periodísticas.

Debemos estar concienciados de que la lucha se plantea en varios frentes:

En el Frente Político: Municipios, Diputaciones, CC.AA.

En el Frente Cultural

En el Frente Sindical

En el Frente Social

Y en el Frente Estudiantil y Juvenil

Vamos a intentar poner cada uno de nosotros lo mejor de nuestra parte, para que se hagan las cosas con la seriedad y el rigor que se merecen, porque ese será el mayor Homenaje a los que nos precedieron en la lucha, y que entregaron en muchos casos su propia vida, buscando la excelencia, no para ellos ni para La Falange, sino para sus compatriotas y para España.

Y por eso, y recordando a nuestro camarada asesinado, gritemos:

Camarada CARLOS GARCÍA FERNÁNDEZ

¡¡ PRESENTE!!

¡¡  ARRIBA ESPAÑA ¡¡